DGI universalizará el uso de la facturación electrónica a fines de 2019

La Dirección General Impositiva (DGI) prevé que a fines de 2019 todas las empresas cuyas ventas que, al cierre del ejercicio 2018, hayan superado las 305.000 unidades indexadas estén incorporadas al uso del comprobante de facturación electrónica. Así lo informó el director de la oficina de rentas, Joaquín Serra, en el encuentro denominado “Situación y perspectivas de la DGI”. Serra informó, en el marco de una exposición realizada el miércoles en la Cámara Oficial Española de Comercio Industria y Navegación, que la DGI habilitó un cronograma de incorporación gradual de las empresas al régimen de facturación electrónica en el que trabaja desde 2012.

A modo de ejemplo destacó que las empresas que cierren el ejercicio de este año con ventas superiores a los 30 millones de unidades indexadas deberán incorporarse a junio del 2016 y las que hayan concretado ventas por entre 30 millones y 15 millones de unidades indexadas se incorporarán en diciembre del 2016. De forma gradual, las empresas que facturen más de 305.000 unidades indexadas al cierre del ejercicio 2018 tendrán tiempo para adherirse al nuevo sistema hasta diciembre de 2019.

Asimismo, anunció la homologación de medios para generar documentos electrónicos, a fin de agilizar los procesos y habilitar a las empresas proveedoras informáticas. Agregó que DGI trabaja junto al Ministerio de Economía y Finanzas para prorrogar los beneficios fiscales que se otorgan a las empresas que adhieren al nuevo régimen.

A fines del año pasado, más de 1.500 empresas se incorporaron al sistema y para este año se prevé que ese número se incremente de forma importante dijo el jerarca.

Requisitos para adherirse al sistema
Para utilizar la modalidad del comprobante de facturación electrónica, los contribuyentes deben cumplir satisfactoriamente con una prueba dispuesta por la DGI. La postulación implica realizar una solicitud a través de la web de Impositiva, aceptar condiciones y requisitos en una declaración y enviar un formulario de solicitud de ingreso. Luego se confirmará la postulación mediante un código de confirmación que envía la DGI por correo electrónico.

Una vez confirmada la postulación comienza la etapa de certificación que no superará los 180 días. En esta etapa se realizarán pruebas para la homologación de las empresas, que deberán operar como receptores electrónicos desde el primer día, con un plazo de cuatro meses para incorporar toda su operativa al régimen de emisión electrónica.

http://presidencia.gub.uy